¿Por qué sí te conviene tener un seguro de auto?

Seguros 68 Visitas
anuncios

Adquirir un seguro de automóvil hoy es una necesidad, pues en caso de un accidente cubre los daños causados a terceros, el robo total de la propiedad y las lesiones producidas, destaca la Condusef.

Sin embargo, existe el Seguro Obligatorio Federal de Responsabilidad Civil Vehicular, el cual está vigente desde el 23 de septiembre de 2014, y cubre la indemnización que el asegurado pagaría por los daños ocasionados a un tercero, en su persona o bienes al transitar por caminos y puentes federales del país.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), los automovilistas que cuentan con un seguro previo no requieren contratar el obligatorio, porque ya están amparados y sólo deben mostrar la póliza vigente.

El organismo señala que si aún no se cuenta con algún seguro vehicular, es recomendable verificar los paquetes que promocionan las distintas aseguradoras, los cuales ofrecen diversas coberturas.

Los beneficios (dependiendo de la cobertura de cada aseguradora)

  • Robo total del automóvil
  • Responsabilidad civil en la que incurra el propietario u otra persona con autorización de éste
  • Gastos médicos tanto del asegurado como de los demás ocupantes
  • Defensa jurídica en caso de accidente o robo total del automóvil
  • Libertad del asegurado
  • Devolución del vehículo accidentado
  • Daños materiales

Ante ello, la Condusef subraya la importancia de conocer los riesgos que no cubre la compañía aseguradora, para evitar incurrir en faltas como conducir sin licencia o permiso, o en el caso de rotura o descompostura mecánica, a menos que sean causadas por riesgos cubiertos en la póliza.

En caso de que se conduzca en estado de ebriedad o bajo la influencia de drogas cuando influyan en el accidente que ha causado el daño, la póliza no tendrá efecto.

Conocer las formas de indemnización al momento de utilizar el seguro es necesario, como en los casos de siniestro o pérdida, las cuales pagará a valor comercial del bien amparado, a menos que se haya contratado una póliza a valor de reposición, indica la Condusef.

Refiere que el plazo para el pago de una póliza es anual, semestral, trimestral o mensual, y en caso de adquirir una póliza en estas últimas modalidades, la compañía cobrará un costo extra por financiamiento.

El organismo advierte que el contratante cuenta con 30 días para realizar el pago de la póliza, y que en caso contrario la aseguradora la cancelará y el automóvil no estará protegido.

Compartir

Comentarios